El bloguero, Sísifo y Prometeo, naufragio, la sarna y Sor Angustia

tormenta

Da igual las visitas que tengas, da igual las que no tengas. Puedes existir unos días o unas horas, que acabarás por condenarte. En la tan hablada inmensidad de la red, nadie es nadie salvo unos pequeños momentos en que actualizas tu blog y recibes un comentario. Entre medias, la nada. Ola que va ola que viene, sin vientos que den esperanza a un trayecto sin sentido aparente.

Sigue leyendo

Destacado

Habemus blog

manos

Esta es, según parece, la continuación natural de mi libro de cuentos Castizo pero Universal. La única certeza.

A partir de aquí, tenemos una bienvenida lógica y natural, desde el positivismo que la red aconseja demostrar y esparcir a los cuatro vientos. Empaquete en un halo de falsa modestia y pequeñas expectativas, sírvase frío, agitar y pelotazo. A saber, algo así:

Sigue leyendo